miércoles, 16 de septiembre de 2009

El mundo



El mundo es un libro de Juan José Millás, que ganó el Premio Planeta en el año 2007. Millás, nacido en el año 1946 en Valencia ha escrito gran parte de su obra en los últimos años. El título que a mí me viene más a la cabeza cuando pienso en él, aunque no la he leído, es "La soledad era esto". Colabora también de forma habitual con El País. Por su labor periodística ha obtenido numerosos premios.

El mundo es un libro autobiográfico. Cuenta su infancia y parte de su adolescencia en el seno de una familia numerosa de origen humilde. Marca en gran medida su vida su relación con un niño a quien apodaban "el Vitaminas", un niño con una cardiopatía congénita, que debido a su enfermedad no va al colegio y realiza mínimos esfuerzos. Alrededor de esta relación de amistad se tejen otras como la que mantiene a lo largo de los años con María José, la hermana de su amigo, o Mateo, el padre del mismo.

¿Por qué ahora este libro? Desde hace varias semanas me fijo con especial atención en una sección fija de El País Semanal con el título de "La imagen". En una sola página hay una fotografía, por lo general bastante impactante y/o curiosa y Millás en unas cuantas líneas la desglosa bajo su peculiar óptica. Me parecen muy interesantes sus puntos de vista, que siempre tienen un punto agridulce. Además son artículos breves pero muy bien escritos. Como no había leído nada del autor, me dispuse a buscar un título y encontré éste entre los cientos de libros que tengo en casa y que todavía no he leído.

Opinión personal. Libro de 233 páginas. A mí me parece que está muy bien escrito. Domina el lenguaje de forma extraordinaria y lo utiliza a su antojo. Como lo que explica son fragmentos de su vida, no es un libro de ésos que te deja súper enganchado por seguir el hilo de la historia, pero cuenta anécdotas curiosas. Algunas divertidas, otras tristes, otras veces no puedes evitar sonreír en medio de un relato amargo. Su infancia me parece triste, a él también y la explica sin complejos. Se sorprende de cómo puede ser lo que es viniendo de dónde vino.

Un fragmento:

" Finalmente no me atacó ninguna de esas enfermedades que te obligan a guardar cama uno o dos años, sino unas anginas cuya fiebre asustó a mis padres y a mí me proporcionó instantes de verdadera dicha. La palabra fiebre es la más bella de la lengua (fiebre, fiebre, fiebre). Ninguna de las drogas que probé luego, a lo largo de la vida, me proporcionó las experiencias alucinógenas de la fiebre. Deberían vender pastillas productoras de fiebre. No mucha: esas ocho o nueve décimas que nos extrañan de la realidad. Recuerdo todas y cada una de las ocasiones en las que he visto el mundo a través de la fiebre. Todas y cada una de las ocasiones en las que el mundo me ha mirado a mí a través de la fiebre. Me han producido fiebre las anginas, desde luego, pero también la lectura de ciertos libros. Algunos capítulos de "Crimen y castigo", por ejemplo, me producían fiebre. Todavía me la producen si los leo con la concentración adecuada. He tenido, en ocasiones, una experiencia rara: la de detectar la fiebre en la realidad. No hace mucho, una mañana, a los cinco minutos de sentarme a trabajar, me pareció que la habitación tenía fiebre. Y no sólo la habitación, sino cada uno de los objetos que había en ella. Toqué los libros y tenían fiebre, toqué mis fetiches y tenían fiebre, acaricié el respaldo de la silla y tenía fiebre. Me puse a escribir un artículo y me salió, claro, un artículo con fiebre.

La fiebre (...)"


3 comentarios:

elhombreamadecasa dijo...

A mí con Millás me ha pasado una cosa. Me encantan sus columnas, algunas me parecen geniales. Pero ¿no te parece que acaban siendo muy parecidas? Es como si tuviera un truco muy especial pero que a fuerza de usarlo se va gastando.

Amalia Arce dijo...

Seguramente tienes razón, eso pasa con muchos autores, que se suelen repetir en el estilo y en los temas. Pero tal como dices tiene párrafos geniales. Como comentaba es el primer libro de Millás que leía y todavía no me ha dado tiempo a cansarme...
Gracias por pasarte por aquí. Un saludo

Rosalía dijo...

Este fue el primer libro que leí de Millás y me gustó mucho. Ya he leído otros de él y me sigue gustando lo que cuenta.

Saludos!

Publicar un comentario