lunes, 25 de abril de 2011

Las vírgenes suicidas

Las vírgenes suicidas es la primera novela de Jeffrey Eugenides, autor estadounidense de origen griego, publicada en el año 1993. También fue la novela que inspiró a Sofia Coppola en su debut cinematográfico (película que por cierto no he visto aunque recuerdo que fue bastante reconocida en su día). Curiosamente el autor tiene sólo 2 novelas, y la segunda Middlesex (premio Pulitzer 2003) la leí hace unos años y me transmitió sensaciones similares a esta primera novela.

Narra la historia de las 5 hermanas Lisbon, en un suburbio típico estadounidense, narrada por los adolescentes que eran compañeros de instituto y que llegada a la edad madura retratan la obsesión que constituyó la vida y la muerte de las jóvenes. La novela empieza hablando de Cecilia, la hermana menor que se suicida saltando al vacío en el momento en el que en su casa se está celebrando la única fiesta que se celebrará nunca.

El suicidio de la pequeña desencadena una represión progresiva del resto de las hermanas por parte de la madre, una mujer muy religiosa y bajo mi punto de vista bastante enferma, que acaban encerradas sin escapatoria en su casa. Las hermanas, adolescentes entre 13 y 17 años, seguirán sus pasos, cada una a su manera, e implicando irremediablemente a los chicos que muchos años después no se las pueden quitar de la cabeza.

Muchos temas se tratan en el libro: la adolescencia y su explosión hormonal, la represión religiosa, la salud mental, las costumbres juveniles, los amores imposibles, etc.

El final, aunque advertido, te deja un sabor amargo difícil de olvidar. Ahora decidid vosotros si queréis leerlo....

3 comentarios:

Cartafol dijo...

He visto la película un par de veces, y me gustó mucho la pelicula, pero no me apetece leerlo ;)

Rosalía dijo...

A mí me gusta leer los libro antes de ver la película. En este caso ya vi la película, pero como hace tiempo de ello podría leerlo. Lo buscaré.

bsos!

nee* dijo...

Lo leí tras ver, bastantes veces la película, que de hecho es una de mis favoritas, y, al menos en mi opinión, no hizo más que reafirmar la teoría de que de un libro mediocre se puede hacer una magnífica película, pero de un libro excelente no.
La novela, para mi gusto, le falta profundidad, amargura, y lograr transmitir muchísimo más, me pareció una novela más de estas de edición de bolsillo para leer en el metro sin necesidad de centrarse en ello.
La película, la mejor de Coppola hasta el momento, me cautivó desde el primer visionado hasta el último, ni idea de cuantos han sido, un film muy pero que muy recoemndable.

Besitos!!

Publicar un comentario