domingo, 26 de julio de 2009

La Cité de Carcassonne



Carcassonne es una ciudad preciosa del sur de Francia. Es la capital del departamento de Aude y una ciudad histórica del Languedoc, en pleno país cátaro. Fue fundada por los romanos en el siglo I aC, pero su esplendor sin duda se consolida en la Edad Media, cuando bajo las órdenes del rey Luis IX se convierte en una fortaleza militar. Cité es ciudadela, y es la parte más interesante de esta ciudad. Aunque la ciudadela fue abandonada en la edad moderna, a mediados del siglo XIX se procede a su restauración de la mano de Viollet-le-Duc, dejándola en su estado actual, que impresiona al visitante.

El castillo condal es imponente. Construído en el siglo XII es un poderoso cuadrilátero que se articula en torno a 2 patios. Está provisto de 9 torres, que durante su restauración adquirieron un aspecto un poco diferente al original. No obstante es una de las principales fortalezas que se han conservado de la Edad Media y no en vano es Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 1997.
Si se llega caminando a la Cité desde la parte nueva de la ciudad, la vista es maravillosa. Uno puede imaginarse sin dificultad historias de caballeros y batallas medievales. Nosotros accedimos por el Pont Vieux, que atraviesa el Canal du Midi (interesante construcción asimismo) y ya pudimos hacer las primeras fotos.
En una de las tabernas típicas, la Taverne du Château, probamos el plato típico de la zona: la cassoulet.
Solamente una pega: quizá demasiado turístico y comercial (sobretodo teniendo en cuenta que era domingo y mes de julio).

2 comentarios:

martuky dijo...

Es un maravilloso lugar para pasear.la tengo en mi lista de destinos soñados.
un abrazo
Marta :)

Amalia Arce dijo...

Pues nada, a hacer los sueños realidad!!
Besos

Publicar un comentario